Qué bonita vecindad

El domingo a las siete de la mañana Ivana regresaba a su casa en el Bº Bicentenario, se encontró con dos vecinas que estaban amanecidas y en aparente estado de ebriedad; conto que ya la habían insultado en varias oportunidades, nunca denuncio por temor ya que también la amenazaban. Esta vez las mujeres molestas porque no contestaba a los agravios arremetieron a golpes y arañazos hasta que la joven logro entrar a su domicilio. La mujer realizo la denuncia en el juzgado de violencia además, recurrió a los medios para pedir ayuda ya que se siente temerosa y desprotegida.

0
506


El domingo a las siete de la mañana Ivana regresaba a su casa en el Bº Bicentenario, se encontró con dos vecinas que estaban amanecidas y en aparente estado de ebriedad; conto que ya la habían insultado en varias oportunidades, nunca denuncio por temor ya que también la amenazaban. Esta vez las mujeres molestas porque no contestaba a los agravios arremetieron a golpes y arañazos hasta que la joven logro entrar a su domicilio. La mujer realizo la denuncia en el juzgado de violencia además, recurrió a los medios para pedir ayuda ya que se siente temerosa y desprotegida.

Comentarios

comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.