Rss Noticias
Blogs
Facebook
Twitter
 
 
  Docentes descalificaron al ministro: Mientras numerosos maestros visitaban el piso del programa Repórter 4 para confirmar la continuidad de la medida de huelga;  se recibió una llamada telefónica del Ministro de  Educación. Los docentes le realizaron un d - cultura en tartagal  
 
CONTACTO
 
|
|
|
|
 
03/01/2011 | Columnistas >> Hector Cabot
Cultura en Tartagal
Imprimir
 
Recomendar
 
Votar
2 votos
 
 
Al asistir a dos jornadas de este Encuentro de la Diversidad Cultural, organizado por jóvenes estudiantes universitarios y coordinados por la socióloga Mariana Espinosa, me di con la sorpresa de lo que se dio en llamar La Casa de la Cultura tiene hoy un menor espacio físico porque, la parte quitada, se ha destinado a la construcción de oficinas de finanzas. Ha quedado más parecida a una sala de velatorio que a un espacio cultural (imagino que un hecho así en Orán, por ejemplo, hubiese sido un escándalo). Con mucho acierto y, también, por una relación de causa-efecto, se exhibió un cortometraje de Germán Bernardi, un estreno en nuestra ciudad, producido con otros jóvenes tartagalenses, que, desde una visión kafkiana, recreaban una historia popular de una resurrección en un velorio, como dicen que ocurrió por estos lados. Con la imagen del cajón en la pantalla, con el muerto y sus doloridos deudos, más el silencio de la gente mirando el cortometraje, me pareció que estas jornadas significaban la resurrección de la cultura desde un arte integral a través de la muestra de cine, literatura, música, fotografía y experiencias de producciones de textos. Jóvenes que iluminaron la noche desde su creatividad, con el distanciamiento de las autoridades del municipio, salvo para el trámite burocrático de la sesión del lugar, con la sola presencia del secretario de prensa, en calidad más bien de asesor en el manejo de la tecnología en un esporádico paso por el lugar. Ausencia también de la prensa que no le ha puesto el énfasis requerido como lo hacen en otras noticias. La muestra fue un decir de ansias de querer vivir diferente, de querer saber hacerlo desde los aprendizajes asumidos ya como propios en los claustros superiores de estudios y que los conformaron con otros principios de la realidad. Ver a Mariana Aparicio, una generadora del pluralismo acompañada por las hermanas Girón en la organización, un excelente nivel de la fotografía de Silvia Mendoza, los hermanos Payo Esper, dueños de una solvencia cultural plasmada en el decir política, literario y musical, un buen ensayo de Eugenia Gómez, el perdurable arte de la pintura y de la música del matrimonio Guerra Javier volcado, además, en el canto de la hija y tantas otras cosas que tuvieron estas jornadas para dejar como una finalidad el hecho de querer vivir un Tartagal más tolerante e integrado, para poder asimilar una cultura menos telúrica y encerrada en la que pueda tener cabida lo urbano, lo universal desde la postura del arte como un compromiso para una mejor convivencia con anclaje en un humanismo tolerante y diverso con capacidad de asimilación, menos secularizado. Agrego que nos han dicho que cultura es el sostén de una sociedad con una dimensión más democrática. Por eso, achicar un espacio cultural para cederlo a lo económico es una visión controvertida y aleatoria que deja a la cultura sin fines ni medio, sola, sin funcionarios no visibles en las tres noches que duraron las jornadas. “De poetas y de locos, todos tenemos un poco”, dice un refrán. Que desde la Dirección de Cultura Municipal, busquen en su interior, algo de la poesía y de la locura, para encontrar la manera de estimular estas jornadas, primero, asistiendo aunque sea por obligación del cargo, y, luego, para iluminarse con los más jóvenes que buscan una integración comprometida y plasmar así un despliegue programático de actividades que reflejen los valores a incorporar para ser una sociedad de la diversidad.-
Columnista:  Cabot Hector Arturo
 
 
 
ico coment 5  comentarios
Comilla Abierta Me sorprende y no gratamente ver ciertos comentarios que ponen en tela de juicio la autoridad intelectual del Sr. Cabot por pertenecer a una u otra ideologia politica, desvirtuando totalmente el eje central de su columna. Un Municipio que funciona mas como un mercado de pulgas que como la instuticion basica y primigenia del reparto republicano de nuestro pais, y que brinda mas oficinas para hacienda que para los espacios culturales, habla claramente de la emergencia cultural de nuestra ciudad.   Comilla Cerrada
Comentario Abajo
Nicolas
 
Comilla Abierta Por favor si le pueden pasar mis datos a mi querido profesor Cabot, de la vieja escuela de Vespucio. O pasarme su correo para comunicarme con él- Muchas gracias, ruben   Comilla Cerrada
Comentario Abajo
Rubén Adolfo Luna
 
Comilla Abierta sinceramente,a mi me parecio sorprendente dedicar tiempo a esas jornadas de la cultura,mas alla de lo amplio del concepto de la palabra "cultura".no veo el beneficio que trae para la comunidad ,e individualmente todo eso;¿nos transforma en mejores vecinos?¿mejores padres?somos mas respetuosos?mas tolerantes?.....no ,ni lo mas cerca.medite en ello.quienes creemos que somos inteligentes por nuestra sabiduria que hemos adquirido por experiencia y conocimiento(estudio),en realidad no es asi.   Comilla Cerrada
Comentario Abajo
andres
 
Comilla Abierta ESTOY DE ACUERDO PARCIALMENTE CON SU COMENTARIO PROFE, PORQUE SE DE SU FANATISMO POR CRISTINA PRESIDENTE, DE 6, 7, 8. AMBIGUEDAD DE PROFE? HUMMMMMM   Comilla Cerrada
Comentario Abajo
RICARDO
 
Comilla Abierta Ese profesor Cabot ya se olvidó que la única cultura que yo conozco es LA CULTURA DEL ESCAMOTEO (la del robo).   Comilla Cerrada
Comentario Abajo
Sergio Napoleón II
 
DEJANOS TUS COMENTARIOS
Codigo anti spam:
18957
Nombre
E-mail
Comentario
Hasta 500 caracteres
VIDEO TAR S.R.L., no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del autor.
 
 
 


 Encuesta
Que te pareció el Corso?
Malo
Bueno
Muy bueno
Excelente
 


 
 
© Todostreaming  - Copyright 2009 - Todos los derechos reservados. - RSS de Noticias
Volver Arriba