Farsantes

Farsantes

0 4203

En primer lugar quiero agradecer que el tribuno me haya eternizado a los 33 años, con la clara intención de estigmatizarme y desprestigiarme, el diario de Romero cada vez que publica una de sus típicas operaciones de prensa muestra la ya tradicional foto que en lo personal me llena de orgullo y es la que elegiría como la más representativa de mi vida pública.
La foto obviamente es de 1.997 y tengo la sensación que pese a los 17 años que pasaron, el 97 les sigue doliendo, la manifestación popular más grande de la historia del departamento San Martín se llevó a cabo en pleno apogeo del neoliberalismo cuando pensar distinto a la corriente era casi un pecado, el tiempo mostró que esa política que ya había producido un cráter social se agudizo dejando a muchos ciudadanos a la intemperie, fue una lucha desigual contra el abandono del estado tras la privatización de YPF, de la cual el propietario del diario entonces gobernador y hoy Senador Nacional, Juan Carlos Romero había sido figura fundamental.
También estos 17 años que pasaron sirvieron para mostrar que nunca perseguí un cargo público como se insinuaba de las huestes del poder en esos momentos, nunca me beneficie con un crédito del estado ni con desgravación alguna, fue la convicción de vivir en una sociedad mejor lo que me llevo a poner en riesgo mi propia libertad contra la injusticia, de hecho hoy como ayer sigo viviendo de mi trabajo.
Pero no es la intención hablar de mí, muy por el contrario deseo entrar en el terreno periodístico, ahí donde ellos juegan intereses y sacar la careta ya desvanecida de un medio que como dije arriba le hace mal al periodismo.
Basta ir por los archivos del tribuno para encontrar infinidad de notas contra esta empresa y obviamente contra mi persona, el caso Almaraz por ejemplo, el diario de Romero invirtió mucha tinta con costos seguramente recuperados para que se expresen desde el intendente, hasta el letrado y todo aquel que apoyará la versión oficial, pero el tribuno nunca pero nunca realizó una nota a los periodistas que investigaron el caso o a mi persona pese a la difamación y la mentira constante, “así entenderá el periodismo el actual Senador”, solo una versión de los hechos, será que solo publican según los intereses económicos o políticos, recientemente el Intendente Leavy tuvo una polémica con una periodista del canal, el matutino de Romero solo público la versión oficial y mintió sobre el contenido del video para favorecer esa posición, no hace falta deducir nada, nunca llamo a la otra parte para cotejar posturas y en este último caso que publican lo confiesan naturalmente al admitir que llamaron al doctor Hernández, pregunta inocente?, solo a él había que llamarlo, “que se cuestiona”, el hecho de realizar una nota, el negarnos a censurar una persona?, no ceder ni ponernos de rodillas ante el poder?, acaso los micrófonos deberían ser solo para una pretendida elite como si viviéramos en una sociedad de castas, estas son solo algunas muestras de un acoso casi permanente.

El Doctor Romero nunca podrá decir como nosotros que pese a cualquier diferencia él estuvo en nuestra casa cada vez que lo invitamos y además cada vez que el juzgo necesario comunicarse con la sociedad por este medio, es obvio el periodismo no significa lo mismo para él o nosotros y que no se dude nada hará cambiar esa circunstancia.

En reiteradas ocasiones escuche al Doctor Romero quejarse del tratamiento que le da la prensa en Salta, seguramente habrá casos en que tiene razón y en otros no, pero lo que es indudable es que Juan Carlos Romero no tiene autoridad moral para hablar de periodismo, cuando desde sus páginas se realizan operaciones de prensa y se obvia descaradamente a quienes se critica o se difama, años de vivir esa experiencia me avalan, para el tribuno solo existen sus propios intereses.
Ya sé que no estoy descubriendo américa, pero no puedo dejar de señalar que cuando el tribuno me recuerda esa foto del 97, a pesar del paso de los años, diecisiete más precisamente, me sigo reconociendo sin pudor.
Por: Mario Oscar Andreani

“Cuéntale a tu corazón
que existe siempre una razón
escondida en cada gesto
Del derecho y del revés
uno es siempre lo que es
y anda siempre con lo puesto
Nunca es triste la verdad
lo que no tiene es remedio”
(Joan Manuel Serrat)

Comentarios

comentario

NOTICIAS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Enviar un Comentario