El Protocolo Almaraz – Por Mario Andreani

0
1699

Mucha tinta e imágenes se han derramado por el caso Almaraz, sin lugar a dudas el caso de corrupción más probado que personalmente recuerde y al cual la justicia se ocupó de dar un manto de impunidad que permite que hoy usando prácticamente el mismo protocolo se repita y afecte el presupuesto de los tartagalenses.

La mecánica encuentra similitudes asombrosas, un amigo dispuesto, trabajos de improbable posibilidad de demostrar que se hicieron o no.

En el caso Almaraz, era limpieza del basural, en el caso Arancibia limpieza de micro basurales, en ambos casos irregularidades en la contratación, los verdaderos destinatarios en anormalidad con la AFIP para hacer esas tareas.

En el caso Almaraz Elías ni siquiera estaba inscripto, en el caso Arancibia un monotributista cuya actividad declarada no tiene nada que ver con los basurales, ambas contrataciones fueron otorgadas a dedo, en el caso Almaraz se buscó camuflar este hecho con documentación que se probó apócrifa, en el caso Arancibia ni siquiera esa mínima delicadeza.

Obviamente se buscó entrevistar a Arancibia, quien reconoció la documentación, inclusive haber cobrado pero se negó a un reportaje, es cierto que las personas tienen el derecho de hablar o no, lo que se debería entender es que ese no es un derecho absoluto cuando se trata de fondos públicos, en el domicilio fiscal declarado no se pudo observar la presencia siquiera de una carretilla o por lo menos una escoba.

Como en el caso Almaraz cobran importancia los círculos íntimos de los adjudicatarios de los beneficios. Elías era un hombre muy cercano al poder, Arancibia es un hombre muy cercano al secretario de gobierno y candidato a diputado provincial “Franquito” Hernández, (hijo de un ex juez durante la dictadura militar y otrora candidato a intendente de la UCR, la Argentina es un país diverso), las fotografías que acompañan esta editorial así lo demuestran, aunque independientemente de las mismas es un hecho de público conocimiento con tertulias semanales en la casa de un ex concejal que ahora se postula nuevamente.

En otras palabras allí donde abundan las irregularidades aparece casualmente la conexión intimidad cuando se trata de burlar el erario público, las cercanías del cobro con la campaña política queda a criterio del lector, no obstante los candidatos millonarios podrían abstenerse, es una verdadera vergüenza que aparezca además cobro por indigencias.

Lamentablemente los hombres públicos trocaron la obligación que ese hecho les impone en creer que el cargo valida la falta de escrúpulos, todo funcionario que es candidato debería mínimo pedir licencia de su cargo por 90 días, es un hecho que se abocan a la campaña y dejan de prestar los servicios por los que le pagan pero que igual cobran y mucho más grave orientan sus labores en beneficio de sus candidaturas, lo que deja en evidencia jugar sucio con sus contendientes, pues se benefician del presupuesto público que debería ser sagrado para quien jura comprometerse con sus tareas.

Ud. Lector con legítimo derecho podría preguntarse porque estas cosas aparecen justo cuando hay una campaña electoral y hasta sospechar de ello, la respuesta es muy sencilla, recién se habla de estos hechos porque solo ahora aparecen, el oficialismo transita una interna descomunal y los miserables que antes eran cómplices y capaces de tapar la mugre, ahora la facilitan con el objetivo de beneficiarse en una interna oficial, pero como dice Serrat “ Se agarran de los pelos, pero para no ensuciar van a cagar a casa de otra gente”.

Siento el compromiso de decirles que todo esto se pudo haber evitado si la justicia hacía su trabajo, existió el caso Almaraz, pero para que exista un caso Arancibia y otros muchos más, tuvo que existir un Mariscal, el daño que se hizo económicamente pero por sobre todas las cosas institucionalmente es irreparable e imperdonable, un pequeño y oscuro hombre que hizo un daño inmenso.

No hay recambio generacional, no hay nueva política, es más de lo mismo, son jóvenes bien aprendidos, pero no se preocupe seguramente ya vendrá el maestro de ceremonia que subido a una tarima para hacerse ver dirá “ A Arancibia lo invento VIDEO TAR”.

Mario Oscar Andreani

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.