Alto, rubio y de ojos celestes – Por Mario Andreani

Alto, rubio y de ojos celestes – Por Mario Andreani

0 1831

Corría la década del 90 y para sorpresa de muchos un peronista histórico de origen sirio que supo dar un gran batacazo al derrotar a Cafiero en la interna presidencial de 1.988 ya era presidente y se disponía a instrumentar el plan económico con los lineamientos del gorilismo de más alto linaje que supo sintetizar don Álvaro Alsogaray (el chancho), autor de la famosa frase “hay que pasar el invierno”, la derecha argentina y los dueños del país con sorna burlesca empezaron a decir que el ilustre riojano que se caracterizaba por su apariencia física pequeña y los rasgos propios que nos identifican a aquellos que tenemos ascendencia árabe parecía alto rubio y de ojos celestes. (Lo peor es que se lo creyó).

La oligarquía argentina estaba de fiesta un peronista llevaba adelante por medio de los votos lo que ellos siempre tuvieron que recurrir a la fuerza del golpe para imponerlo, a solo 14 años de asolar el país con Martínez de Hoz volvían sus políticas de la mano de un populista con las fotos de Perón y Evita.

Ni al más optimista visionario de las clases dominantes podía ocurrírsele un escenario mejor que ese, sin embargo a menos de veinte años de la finalización del gobierno del hoy condenado senador riojano la escenografía argentina lo ofrece, uno de ellos auténticamente alto, rubio y de ojos celestes gobierna el país con los votos y derrotando al peronismo, al cual siempre vieron como el hecho maldito.

No lo hace solo con la voluntad de los votos, está acompañado de un blindaje mediático sin parangón en tiempos democráticos, la corporación de medios reboza de tinta y palabras para imponer una agenda funcional a las necesidades gobernantes acompañado de una oposición sin rumbo, más ocupada en sus enfrentamientos internos y sus necesidades judiciales fugando para adelante en un sálvese quien pueda.

Dos ejemplos quizás sinteticen lo expuesto. En medio de los cuestionamientos del caso Maldonado (recordar que se trata de un joven muerto en circunstancia de una represión estatal), los medios resucitaron el caso Nisman, con nuevas pericias e imaginativos escenarios al punto de duplicar la cobertura del caso Maldonado en lo que fue un evidente intento de desviar la agenda con el propósito de amortiguar un tema con el otro, el siguiente ejemplo es para el manual de tapar una información, los medios prácticamente hicieron desaparecer la información que el hermano del presidente blanqueo 35 millones de dólares, gracias a un decreto del propio Macri que modificó una ley consensuada en ambas cámaras, son cuatro bolsos de López, cuya imágenes nos repitieron hasta el hartazgo con las monjitas del convento, sin embargo no merecieron tratamiento mediático y hasta el propio presidente expresó que se hizo conforme a ley, lo que no aclaro es que la hizo el mismo, a medida con nombre y apellido, cualquier país serio no toleraría estas circunstancias , huelga decir que Argentina no lo es.

Como hombre de prensa me atrevo a decirles que no basta con leer y escuchar los medios con cuidado, hay que hacerlo con miedo, son todas operaciones de un lado y del otro, el punto es que la diferencia del poder de fuego es abismal.

Otro punto es la seguridad jurídica, la oligarquía siempre nos dijo que para que un país crezca es necesaria la seguridad jurídica, lo que nunca nos aviso es que la querían solo para ellos, en materia jurídica en el mundo y en la argentina también, es de rigor que siempre se privilegia la libertad de las personas, obviamente hasta que exista lo que se llama condena firme, hoy la justicia encarcela sin condena pese a la no existencia de peligro de fuga u obstrucción de las causas y por más que a muchos les resulte antipático el ejemplo más notorio es Milagro Sala, a la cual le quitaron hasta la domiciliaria y lo hizo una justicia en la cual Gerardo Morales armo una corte a su antojo, haciendo renunciar a su propio diputado para incorporarlo al máximo tribunal llenándolo de adictos, en Jujuy el estado de derecho está afectado pero los grandes medios festejan y avalan explicita e implícitamente. Independientemente del personaje debe haber justicia y esta no puede coordinar sus tiempos en función de las necesidades del gobierno de turno.

Por último les voy a relatar una anécdota que refleja lo que el gran Jauretche llamaría Intelligentzia argentina explicitada en su manual de zonceras argentinas, en una ocasión en Tartagal,un personaje menor al cual podemos ubicar entre patotero y ratero circulaba en un auto usado de origen alemán y los comentarios más escuchados era, míralo al negro de m—-, ofendidos y alarmados por ver circular casi pomposamente en un auto de varios años a este personaje indudablemente menor, por otro lado, otro personaje indudablemente mayor con capacidad para tener y repartir estacionaba su camioneta alta gama en una conocida confitería local y los mismos que catalogaban al ratero de negro de m…., a este lo saludaban con inusitada deferencia al ton admirativo de “Es tuya Juan”, se impone una argentina col, de gente (“linda”), en este escenario pueden hacer lo que quieran y no le quepa ninguna duda lo van a hacer, después no digan que no les avisamos.

COLUMNISTA
MARIO OSCAR ANDREANI

 

Comentarios

comentario

SIN COMENTARIOS

Enviar un Comentario